Causas de la subluxación

Sabemos que cuando un gato percibe una situación de peligro, su respuesta automática es una de defensa (arqueando la espalada, sacando las uñas, erizando el pelo…). Esto es un reflejo del sistema nervioso del animal que reacciona inconscientemente. Los seres humanos respondemos al estrés de forma similar, el sistema nervioso se altera automáticamente, el cuerpo libera hormonas como la adrenalina, cortisol, etc. y la columna vertebral se bloquea. Este bloqueo desalinea las vértebras, presionando así los nervios. Se acaba de producir una subluxación vertebral.

Físico

Nacimiento
Parto
Accidentes
Caídas
Malas posturas en el trabajo
Aprendiendo a caminar
Mochilas pesadas
Deportes repetitivos
Estar sentado muchas horas
Sobrepeso/Obesidad

Emocional

Estudios
Pareja
Trabajo
Familia
Económico
Muerte de los seres queridos
Divorcios/separaciones
Depresión

QuÍmico

Alcohol
Tabaco
Cafeína
Contaminación/polución
Conservantes, colorantes y aditivos
Antibióticos/Hormonas en los animales que comemos
Pesticidas en nuestras frutas y vegetales
Deshidratación
Medicamentos
Vacunas

Las subluxaciones no se corrigen por si solas. A veces los síntomas pueden desaparecer durante algún tiempo dando la sensación de que el problema se ha corregido por sí solo, pero al final el dolor siempre vuelve ya que la causa básica del problema no se ha corregido.