como funciona

El objetivo del ajuste quiropráctico es el de restablecer la integridad de la fluidez del sistema nervioso. Esto ocurre al reducir la subluxación, dando lugar a una mayor capacidad de movimiento, reducción de la irritación de un nervio, reducción de la contractura muscular, reducción del dolor y mejora de la funcionalidad.


El ajuste quiropráctico es un impulso rápido aplicado a una vértebra con el propósito de corregir su posición y movimiento y así estimular las conexiones neurológicas a través de los mecano-receptores en la cápsula articular. Al incrementar la frecuencia de estimulación de estas neuronas, se consiguen cambios a nivel sistémico, creando un mejor funcionamiento de todo el cuerpo en general.


Los ajustes van acompañados algunas veces de un ruido, como un crujido, que no siempre se manifiesta y meramente se debe a un cambio de presión de gases en la cápsula articular.


La finalidad primordial de recibir ajustes es el restablecimiento del cuerpo a su estado natural de salud óptima. Como el cuerpo tiene una capacidad asombrosa de curarse a sí mismo, y de mantener su propia salud, el enfoque principal es simplemente el de eliminar aquello que interfiere en su funcionamiento.

Los ajustes vertebrales específicos para corregir subluxaciones son lo que hacen a los Doctores en Quiropráctica únicos en comparación con cualquier otro tipo de profesional sanitario.


Por su seguridad, es sumamente inportante que reciva su cuidado quiropráctico de manos de profesionales cualificados. En el Centro Quiropráctico San Sebastián somos miembros activos de la Asociación Española de Quiropráctica con los números de registro 1230 y 1231. La Asociación Española de Quiropráctica cuenta exclusivamente con quiroprácticos con título universitario expedido por alguna de las universidades de quiropráctica con reconocimiento internacional. En la actualidad, está formada por 170 miembros, todos ellos formados en universidades extranjeras.